performance

Cierto conocido, aficionado al mundo del arte y la cultura, me comentó una vez que sentía fascinación por algunos tipos que transgredían las difusas fronteras entre lo que es oficio y, directamente, el mal gusto. Ponía de ejemplo a alguien que decidió, con nocturnidad de por medio, proyectarse los cojones por Gran Vía. Reconozco que no me lo contó así, pues empleó varias combinaciones de palabras que, a la postre, querían decir eso mismo.

El individuo en cuestión, en plena «performance», caminaba desnudo y de su cuerpo prendía un ingenioso artilugio, capaz de sostener un emisor de luz que incidía directamente sobre su aparato genital, proyectando una sombra espectacular allá por donde paseaba. Por supuesto, la obra tendría un título, probablemente en inglés, aunque, para el caso, estamos hablando de proyectarse los testículos mientras uno camina.

Ignoro, pues no recuerdo bien la historia, si aquello acabó bien o mal. Pudo la policía echar el guante a semejante «cyborg» artístico o retenerlo y taparlo con una manta para evitar proyecciones más allá de Cibeles. Por otra parte, es de agradecer que ocurriera hace ya algunos años, pues facilitó la labor a las fuerzas del orden. De haber sucedido hoy, el artilugio y su propietario irían montados sobre un patinete eléctrico, cumpliendo con todas las medidas de seguridad.

Sea como sea, quizá la bondad de esta «performance» esté en lo que no hizo este señor. No se sirvió de sus hijos, por ejemplo. Tampoco utilizó animales o bestias ni izó bandera alguna. El señor proyectó, únicamente, unos cojones, que además eran suyos, sin exponer a nadie que no fuera él mismo a juicios, más o menos severos, de una colectividad enferma de doble moral.

Aprendan, pues, otros y otras, de estas voluntariosas acciones y eviten, de este modo, utilizar a los demás y a sus desgracias en su propio beneficio. Si quieren quejarse de algo, proyéctense haciendo eso que no les gusta. Dicho de otro modo, exhiban sus propios cojones. Siempre podrán gritar, una vez esposados, que se trata de una «performance».

A %d blogueros les gusta esto: