Marlentina es la mezcla de mi vida

Un cóctel único en el mundo que provoca una sonrisa infinita

Juanito

Un conocido (y mejor persona) me enseñó que a las cervezas espléndidas había que tratarlas de usted. La manera correcta de proceder, en tal caso, era sencilla (como todo lo apropiado, por otra parte): sostener la botella por el cuello, a ser posible con sólo un par de dedos, a la altura de la etiqueta (catalogada como collarín), encararla con…

la jubilación activa

Algo se cuece en la vieja pastelería. Hace años que echaron la persiana, poco después de acontecida la jubilación del matrimonio que la había regentado desde su apertura. Ninguno de sus vástagos decidió seguir con el negocio. Desde entonces, la fachada no ha hecho otra cosa que coger polvo y suciedad. También el rótulo, cuyas letras burdeos, ya descoloridas por…