Marlentina es la mezcla de mi vida

Un cóctel único en el mundo que provoca una sonrisa infinita

vayamos por partes

En realidad, la enfermedad nunca nos dio una tregua. Aunque nosotros sí que lo hicimos. Como si se tratara del buen estudiante que termina sus finales con éxito, mereciendo un verano inolvidable, decidimos que tocaba vivir como cigarras. La enfermedad reptaba, dejando rastros complicados de seguir. De un lado, los intentábamos borrar, de otro, precisábamos, en grandes cantidades, efectivos para…

el número (¿de los puestos de trabajo?)

Y Dios creó la economía. Lo hizo durante las primeras horas de la mañana de un lunes. Unos minutos después, los dieciocho millones de puestos de trabajo ya estaban dados de alta y cubiertos. Las proporciones serían sencillas: tres millones de empleados públicos y quince millones de trabajos para el sector privado, de los que casi dos serían autónomos (propiamente…

la vida

Cuando era más pequeño, odiaba el tiempo. Para mí, siempre estaba detenido, empeñado en demorar la llegada de todo aquello que me interesaba. No mucho después, mi relación con él dejó de existir. Nos ignoramos durante años. Él seguía transcurriendo mientras mi vida, desnortada, se hacía mayor. Un día cualquiera, al abrir la puerta para salir a la calle, lo…