Marlentina es la mezcla de mi vida

Un cóctel único en el mundo que provoca una sonrisa infinita

el último de los desenlaces

Decidimos entrar en la cueva para guarecernos de la lluvia. Alguien, uno de nosotros, encendió una linterna y pudimos ver dónde pisábamos. Había demasiada humedad y nuestros pasos eran frágiles. Ninguno queríamos ser un estorbo, por lo que, confiando en no perdernos, nos atamos los unos a los otros, adentrándonos juntos. —¿Cuál será el desenlace? —preguntó en voz baja Ismael,…

la invasión

El verano de mi vida coincidió con el tuyo. No creo que haya ocurrido antes ni, probablemente, vuelva a suceder en el futuro. Tuvo lugar una singularidad, algo único que nació, sencillamente, porque tú y yo coincidimos en el espacio, en el tiempo y en el amor. Como condición adicional, teníamos que ser nosotros. El resto de opciones invalidaba el…

la cisterna

—Cariño ¡No comas más! —le dice Esperanza a su marido, justo después de ver cómo acaba con el chorizo cortado del plato que tienen delante. Ismael, que así se llama, niega con la cabeza, queriendo decirle que no se preocupe, que esta vez está todo controlado ¡Y tanto! Da gusto verlo, apretándose el cuarto tercio de Mahou cinco estrellas y…

Juanito

Un conocido (y mejor persona) me enseñó que a las cervezas espléndidas había que tratarlas de usted. La manera correcta de proceder, en tal caso, era sencilla (como todo lo apropiado, por otra parte): sostener la botella por el cuello, a ser posible con sólo un par de dedos, a la altura de la etiqueta (catalogada como collarín), encararla con…