Monthly Archives: diciembre 2016

Niebla

La niebla los había acompañado durante todo el día. Cada vez que miraban por la ventana, ésta los invitaba a quedarse. De pie, se buscaron a pie de calle, en la terraza del cuarto piso, en medio de aquel paso de peatones o debajo de la marquesina de la línea tres. Se sabían allí, más cerca de lo que pensaban aunque…

Ellas

No solían ser más de dos o tres las veces en las que conseguían reunirse fuera del trabajo. Casar agendas cargadas de hijos, padres, mascotas e incluso maridos y novios no fue nunca tarea fácil. Menos aún conectar los mundos dispares de aquellos hombres que asistían como acompañantes y, sobre los cuales, ellas esperaban supieran comportarse, manteniéndose cerca y lejos,…

Difícil

Nos encontramos a eso de las 10:30 de la mañana. No fue algo imprevisto, pues ya teníamos planes y a esas horas éramos optimistas. Coincidíamos en el desayuno. Buenos augurios. Café con leche condensada, bombón de toda la vida y croissant. Sentados, dimos cuenta del mismo y apresuramos a marcharnos por la puerta de atrás. El gepeese nos condujo hacia…

Descanso

Los analistas dejan de serlo. Por fin se sienten cómodos y pueden salir a echarse el cigarro y volver a ser del mundo. La hermana, alterada tras 45 minutos en los que únicamente ha habido injusticias, toma aire y da un soplo enorme a un whisky abandonado. El experto temporal se pasea regalando sapiencia entre los asistentes. El volumen disminuye…

Besos

Sostiene las frases con hilos, atándolas en corto para evitar que se vuelvan en su contra. Vuelve a por ellas y las cambia. Donde puso una coma, ahora prefiere un punto aun sabiendo que ya desea dejar un espacio sin rellenar para que el tiempo haga en él lo que le plazca. Las repasa de corrido, negándose un salto de…

Dentro

Sostiene su cabello entre los dedos mientras la mira sin preguntarse nada. Ella lo sabe. Se deja acariciar, querer. Tiene abierto el paso a sus pensamientos, sin nada que ocultar. Dentro, él pretende quedarse para siempre. Ya no siente esa angustia dulce, y esos ojos verdes han dejado de importar. No hay luz donde está y, sin embargo, es confortable.…

A %d blogueros les gusta esto: